Skip links

Main navigation

La Rioja también es tierra de blancos, jóvenes y reservas

Tintos, por supuesto, pero en la DOCa Rioja también se elaboran vinos blancos jóvenes y reservas. Lo cierto es que cuando se habla de sus vinos, la primera imagen que le viene a todo el mundo a la cabeza es un tinto. Pero, La Rioja no es solo tierra de tintos, aquí también se elaboran vinos blancos, desde los más frescos y afrutados, a los más maduros y complejos.

Si Familia Martinez Bujanda cuenta con más de 130 años de historia, detrás de cada botella de vino que elabora se encuentra la suya. Y su nuevo vino blanco, Finca Valpiedra Blanco Reserva 2016, tiene muchas cosas que decir.

Por lo pronto, la bodega donde se elabora, Finca Valpiedra, se encuentra en pleno corazón de Rioja Alta. Aquí se sigue la filosofía de los vinos de pago, ya que solo se elaboran vinos con las uvas que allí se cultivan y con unas cualidades extraordinarias.

Además, ahora está de enhorabuena porque hace unos meses ha visto nacer a su primer vino blanco, Finca Valpiedra Blanco Reserva 2016. Las uvas con las que se elabora proceden de la parcela más vieja de la finca, ‘La Peña del Gato’, que cuenta con cepas de viura de 120 años. En la parcela anexa, se plantan otras variedades como garnacha blanca, malvasía y maturana blanca, que, en pequeños aportes, acompañan a la viura, la protagonista de este vino.

Este blanco fermenta en barrica nueva de roble francés y americano, donde luego permanece dos años con sus lías. Tras este periodo, reposa un año en depósito ovoide de granito y, para terminar, un año más en botella. Así que pasa un total de cuatro años en bodega antes de salir al mercado. Por ello, se ajusta a la clasificación de Reserva de la DOCa Rioja, que establece un envejecimiento mínimo de dos años, con al menos seis meses de barrica.

Intenso y complejo, destaca por su elegancia y suavidad. También es un vino muy gastronómico, ya que se complementa a la perfección con la comida, no sobresale, sino que, por su carácter, equilibra e intensifica los sabores. Por ejemplo, lo puedes acompañar con quesos de curación media-alta, aves, caza menor y pescados.

En esta ocasión y gracias a la pasión por la cocina de Pedro León, director de Marketing y Comunicación de Familia Martínez Bujanda, compartimos en este post su receta de salmón al eneldo con setas de cardo. Con este plato, Finca Valpiedra Blanco Reserva 2016 deja todo el protagonismo al salmón, pero no se esconde. Se trata de un blanco con carácter y personalidad. Sabe quién es y habla de igual a igual con su acompañante, sin prepotencia, pero sin pasividad.

Salmón al eneldo con setas de cardo
Ingredientes:
Un lomo de salmón de 150 gramos por persona

Medio limón por lomo

Sal y pimienta blanca

Eneldo

Una cuchara sopera de mantequilla por lomo

Setas de cardo o al gusto.

2 dientes de ajo

Media guindilla seca.
Elaboración:
Se limpia el lomo con la ayuda de una pinza y se retiran las espinas que pueda tener.

Se sala y se le añade la pimienta blanca y el eneldo en la cara del lomo, no de la piel.

Se exprimen los limones y se reserva el zumo.

En una cazuela se pone una cucharada sopera de mantequilla por lomo y se arrima al fuego. Una vez diluida la mantequilla, se añade el zumo de limón.

En la fuente de horno se ponen los trozos de salmón con la piel para abajo y se vierte el contenido de la cazuela, repartiendo bien por encima de los lomos. Se pone el horno a 180º y en 15/20 minutos estarán dorados y listos para servir.

En estos quince minutos, se preparan las setas al ajillo cortando el ajo en láminas y la guindilla en rodajas. A la hora de servir, se añade sobre las setas el jugo del salmón asado.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*