Skip links

Main navigation

Garnacha, versatilidad y elegancia

Hablemos de una de las variedades de uva más importante, la garnacha. Se le ha asociado durante mucho tiempo a la elaboración de vinos de calidad media, pero, en los últimos años su historia ha cambiado y mucho. Una uva que se ha convertido en todo un referente tanto en el mercado nacional como internacional, que se ha puesto de moda y ha conquistado a todo wine lover que se precie de serlo.

En España, es la tercera uva más cultivada y la quinta más plantada en el mundo. Los vinos elaborados a partir de esta variedad se caracterizan por ser vinos de alta graduación, intensos, redondos, afrutados, de acidez media y muy elegantes. Los vinos son de color muy atractivo, muy sabrosos y fáciles de disfrutar. La versatilidad y longevidad son otras de sus fortalezas. Y de ella, se puede encontrar cinco variaciones: tinta, blanca, roja, tintorera y peluda y, como ocurre en otras variedades de uva, recibe distintas sinonimias como grenache, según la región.

En este post, nos vamos a centrar en la garnacha tinta. Esta variedad requiere un clima cálido como el que hay en el interior de España, de donde es originaria, concretamente de Aragón. Es una variedad de maduración tardía, muy vigorosa, productiva y resistente al viento. Está perfectamente adaptada a los terruños pobres y secos. En la actualidad, se cultiva principalmente en Zaragoza, Toledo, Navarra, La Rioja, Madrid y Tarragona, y en algunas zonas nuevas como el Valle del Alberche, en Ávila. En el exterior se encuentra en Europa (Francia, Italia, Grecia) y, en el Nuevo Mundo (California, Chile, Australia, Sudáfrica).

Una uva muy versátil que se emplea tanto para la elaboración de vinos tintos y rosados, como cavas y vinos dulces. En España se puede encontrar como monovarietal o en coupage, sobre todo en La Rioja, Aragón y Navarra acompañando a la tempranillo, entre otras variedades.

Como ya anunciamos en su lanzamiento en el año 2019, Petra de Valpiedra, la garnacha de Finca Valpiedra es un homenaje a la antigua Rioja. Es un vino elaborado a partir del sobreinjerto de yemas de garnachas centenarias sobre cepas muy antiguas de una plantación experimental y que ocupan tres hectáreas de terreno de Finca Valpiedra. La primera añada, 2016, fue todo un éxito, y la 2017 no ha sido para menos. Petra, que recibe su nombre por llamarse así la abuela materna de Carlos y Pilar, es un vino afrutado, sedoso, muy sutil, elegante y con un perfil diferente a otros monovarietales de garnacha, que quizá cuentan con más fuerza, pero con menos delicadeza. Con este vino se transmite a la perfección los valores que representan la idiosincrasia de esta emblemática familia y su apuesta por volver a los orígenes de La Rioja.

Y méritos tiene muchos, entre ellos, 93 puntos en la Guía Peñin, 95 puntos en Rioja Special Report de Tim Atkin, 91 puntos en Wine Enthusiats y el último ha sido el reconocimiento de la prestigiosa revista alemana Wein + Markt. Tras una cata realizada en su redacción, lo ha incluido en su lista de ‘Los 50 Mejores Vinos de Rioja’, en su caso, en el tercer lugar dentro de los vinos tintos genéricos. Puedes adquirirlo de la tienda on line de nuestro importador en Alemania, Wein & Vinos.

Y en nuestro país, puedes adquirir Petra de Valpiedra 2017 a través de nuestra tienda online.

Interacciones con los lectores

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*