Skip links

Main navigation

Finca Montepedroso celebra su “X Aniversario”

En estos días se ha presentado la nueva añada de Finca Montepedroso, la 2020, que sirve para conmemorar los 10 años de este auténtico verdejo.

En 2020 la cosecha ha sido excepcional en calidad y cantidad. Además, la carga polifenólica terminará de dotar a este vino de longevidad y vida, como se podrá comprobar en futuras catas verticales en las que las viejas añadas nunca defraudan.  

Posteriormente, este blanco ha fermentado en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura para su fermentación y maceración. Por último, y como signo de distinción de los vinos de la bodega, ha tenido una crianza de cinco meses sobre lías con removido semanal. Este trabajo sobre lías permite que la verdejo se exprese más allá de sus características notas florales y frutales, y llegue a alcanzar registros minerales e incluso toques empireumáticos (humo, tabaco y derivados). Además, con esta técnica se consigue mayor volumen, cuerpo, estructura y longevidad en el vino.

Y con motivo de este décimo aniversario, la bodega ha podido compartir con diferentes especialistas del sector, entre ellos prestigiosos periodistas y críticos vinícolas, y reconocidos sumilleres, varias catas verticales en las que se ha hecho un recorrido pormenorizado de todas las añadas, desde la recién estrenada 2020 hasta la primera, la 2010.

En estas catas verticales se ha podido comprobar que en estos diez años y con añadas cálidas, frías y normales no se ha producido oxidación en el vino y que los aromas han evolucionado de una manera espectacular. Asimismo, se ha podido apreciar con claridad el diferente carácter de cada una de ellas.

En definitiva, toda una experiencia y un placer para los sentidos el poder disfrutar de la evolución que un vino blanco criado sin madera puede desarrollar con el tiempo. Te animamos a probar todas las añadas disponibles en nuestra tienda online. Valora tú mismo esa evolución que te estamos contando.

Finca Montepedroso, el último proyecto de Familia Martínez Bujanda, se encuentra en la localidad vallisoletana de Rueda. Rodeada de viñedos, es una de las fincas de mayor altitud que hay en la Denominación de Origen. Cuenta con una superficie de 25 hectáreas y se dedica en exclusiva a la elaboración de blancos de la variedad verdejo, con una edad de plantación que oscila entre los 12 y los 41 años y sobre una meseta a 750 metros de altitud, con unas condiciones perfectas para el cultivo de la vid.

Como elementos diferenciadores respecto a otros verdejos que se elaboran en Rueda hay que destacar que la labor se basa en unos bajos rendimientos para lograr una mayor concentración de la uva, en el trabajo con levaduras indígenas, en la crianza sobre lías y en el envejecimiento en botella.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*