Skip links

Main navigation

¿A qué llamamos cata vertical?

Una cata consiste en probar un vino, para apreciar sus cualidades. Dentro del mundo del vino existen diversas modalidades de catas. Aunque las catas verticales no sean las más comunes para los no profesionales, vale la pena que conozcamos sus características ya que son una interesante manera de apreciar la evolución de un vino a lo largo del tiempo.

En primer lugar, vamos a diferenciarlas de las catas horizontales. Estas son degustaciones de vinos diferentes de la misma añada, es decir cata comparativa. De este modo, podemos apreciar las diferencias entre los vinos de una bodega, región, variedad de uva etc. elaborados el mismo año. Siempre resulta una práctica curiosa y que posibilita que evaluemos las similitudes y particulares da cada vino respecto a los demás de su misma añada. Así, su objetivo es analizar las elaboraciones de diferentes zonas vinícolas, diferentes tipos o variedades de uva, procesos de vinificación…

En cambio, una cata vertical consiste en degustar el mismo vino, pero de diferentes añadas de una bodega. De esta manera, se puede apreciar la evolución a lo largo del tiempo de ese vino en concreto, los matices que ha ido adquiriendo a lo largo de los años, sus características diferentes y cambiantes de una añada a otra.

En general, las catas verticales se llevan a cabo con vinos de gran longevidad, para poder comprobar su evolución a lo largo del tiempo. Las realizan sobre todo profesionales del vino, y una de las variables que miden es la capacidad de guarda del vino en cuestión. Suelen ser catas técnicas, en las que se analizan muchos detalles para estudiar cómo afectan al vino las diferencias en su evolución, las técnicas de vinificación etc. Normalmente el orden de los vinos es del más antiguo al más reciente, aunque también se pueden realizar una cata desde el más joven al más alejado en el tiempo, depende del objetivo que se persiga, para el catador es más fácil este segundo orden.

Familia Martínez Bujanda, dentro de su oferta enoturística, dispone en Finca Montepedroso, su bodega sita en el corazón de la Denominación de Origen Rueda, de la opción de realizar y disfrutar de  una cata vertical. Hay muy pocas bodegas que elaboren Verdejos de guarda y que ofrezcan este tipo de cata tan interesante. En ella se realiza una cata comentada de tres añadas históricas de nuestro Finca Montepedroso, sobre lías además, de otras actividades.

Ya lo sabes, si quieres probar a realizar una cata vertical y aumentar tus conocimientos sobre vino, ven a visitarnos. Podrás descubrir un entorno natural envidiable, a la vez que degustas Finca Montepedroso. No te dejará indiferente, y estamos seguros de que repetirás con familiares o amigos. Una experiencia inolvidable, propia de un experto.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*