Skip links

Main navigation

Finca Valpiedra_vides

El singular entorno natural de Finca Valpiedra

No es casualidad que una tierra como La Rioja sea el corazón del vino en España. Tanto sus condiciones climáticas, como sus características geográficas y su tradición en el cultivo de viñedos, permiten que esta región acoja lugares especiales que, por su situación y sus características únicas, estén especialmente indicados para la agricultura vitivinícola.

El lugar donde se enclava una de nuestras bodegas, Finca Valpiedra, es uno de esos sitios singulares, que aúnan condiciones que lo convierte en especialmente indicado para el cultivo de la vid.

Finca Valpiedra está situada en pleno corazón de La Rioja Alta, entre dos municipios bien conocidos por su tradición vinícola: Cenicero y Fuenmayor. El río Ebro forma un meandro a su paso por esas dos localidades, que es justo donde se ubica Finca Valpiedra.

El Ebro tiene gran importancia en las características de la finca, ya que determina la composición de su suelo, además de proporcionarle una protección térmica natural ante el calor del estío y regulando la humedad relativa del terreno.

Las 80 hectáreas de viñedos que rodean a la bodega, se distribuyen en tres terrazas naturales que bajan hasta su orilla. En las tres mesetillas encontramos catorce parcelas diferentes con altitudes que discurren entre los 427 y los 406 metros.

Cantos rodados y piedras calizas

El río Ebro determina la composición de los suelos, ya que se asientan en el lecho aluvial. Los suelos de Finca Valpiedra tienen un perfil franco-arenoso con su superficie prácticamente cubierta de cantos rodados y presentando un nivel medio de caliza. De hecho, el nombre de la bodega, Finca Valpiedra, procede de la presencia de cantos rodados, que permiten a los viñedos retener el calor del sol y también minimizan la deshidratación de las cepas al frenar la evaporación del agua en los días cálidos del verano. Además, colaboran en la maduración de la uva, ya que gracias a estos efectos la vendimia se adelanta y llega con unas dos semanas de premura con respecto a los viñedos de la zona.

Este suelo de cantos rodados no es excesivamente habitual en La Rioja y otorga una personalidad inconfundible a los vinos cultivados en la finca, que adquieren un carácter mineral, balsámico y estructurado.

Microclima

Finca Valpiedra disfruta de un microclima que combina elementos de los ambientes Atlántico y Mediterráneo, con inviernos fríos y largos, mientras que los veranos son cálidos y soleados. A estas condiciones climáticas colabora la cercanía de la Sierra de Cantabria, al norte, y la de la Demanda, al sur.

Por las noches, las temperaturas más frescas impiden la deshidratación de las vides, suavizadas por la proximidad al río Ebro, que constituye una protección natural contra las heladas.

El calor de los estíos estimula la producción de taninos y otros polifenoles, que son los responsables de aportar cuerpo, color y longevidad al vino.

Finca Valpiedra

En este entorno tan especial inauguramos en 1999 Finca Valpiedra, única bodega de Rioja perteneciente a la Asociación Grandes Pagos de España. Construida siguiendo el clásico estilo bordelés, de sus viñedos, elaboramos los dos únicos vinos que aquí se producen: Finca Valpiedra, nuestra principal referencia, y Cantos de Valpiedra.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continua navegando, significará que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra política de cookies