Skip links

Main navigation

lloro_vides

Llega la primavera y con ella las vides lloran

Cada año, cuando se acaba el invierno y la primavera trae temperaturas más benignas puede verse a las vides llorar. Este curioso fenómeno, desconocido quizá para los profanos en viticultura, marca el nuevo ciclo vital de las vides que culminará con la caída de la hoja.

Al llegar la primavera la temperatura del suelo comienza a subir y cuando esta supera aproximadamente los 10 grados el metabolismo de la planta se activa, movilizando las reservas que tiene acumuladas. De esta manera, la savia comienza a circular desde las raíces hasta el tallo y cuando llega a los sarmientos y a los cortes producidos en la poda se derrama por ellos, goteando hasta cicatrizar y cubrir los cortes con una sustancia gomosa. A esas gotas transparentes e incoloras las llamamos lágrimas de la vid.

Como vemos, la poda se realiza antes de este fenómeno, pero es importante señalar que podar la planta no provoca el lloro de las vides. Simplemente son las condiciones meteorológicas, la llegada del calor y los niveles de humedad lo que activa su ciclo natural.

El lloro de las vides no se alarga mucho tiempo, normalmente se extiende durante un periodo variable que va de los siete a los diez días, aunque su duración y la época exacta en la que se produce depende de factores climáticos y geográficos.

El lloro de la vid termina cuando los cortes aun no cicatrizados de la poda quedan recubiertos por esta sustancia producida por bacterias y las mismas sales disueltas en la savia evaporada. Esta sustancia cubre y tapona los cortes y, entonces, las yemas comienzan a desarrollarse, anticipando su brote del que surgirán los nuevos sarmientos.

A esta fase se la conoce como desborre y se da ya en plena primavera. Se trata del momento del brote de las yemas, cuando estas empiezan a hincharse y surge visible en el exterior la borra, una sustancia algodonosa que da nombre a esta etapa del ciclo de la vid, de la que ya os informaremos en otro post.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continua navegando, significará que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra política de cookies