Skip links

Main navigation

tradicion y modernidad

Familia Martínez Bujanda, combinando la última tecnología con el respeto a la tradición

Familia Martínez Bujanda es una saga familiar que durante más de 130 años lleva dedicándose al cultivo de la uva y elaboración de vino. Por eso, somos conscientes de la importancia de la tradición y el respeto a la costumbre en el ámbito vinícola, no en vano somos los descendientes de toda una tradición dedicada con empeño a la labor de tratar de conseguir el mejor fruto posible en nuestros terruños.

Hoy día, la cuarta y la quinta generación de nuestra familia se encuentran al frente de un proyecto que extiende sus raíces en la tradición vitivinícola. Durante décadas hemos buscado la excelencia en nuestros vinos, incorporando viñedos en pagos con una identidad propia y estando atentos a las últimas novedades tecnológicas que nos permitan cuidar con mayor esmero el fruto de nuestro trabajo.

En la actualidad, Familia Martínez Bujanda la conforman cinco bodegas: Finca Valpiedra (DOCa Rioja), Finca Antigua (DO La Mancha), Finca Montepedroso (DO Rueda), Viña Bujanda (DOCa Rioja) y Cosecheros y Criadores (Vinos de la tierra de Castilla). En ellas, elaboramos nuestros vinos a partir de viñedos propios, pero con la diversidad y riqueza de zonas muy diferentes de cultivo.

La tecnología aplicada a la viticultura es un recurso que Familia Martínez Bujanda emplea para buscar la excelencia en sus vinos. Pero eso no implica dejar de lado los recursos naturales y tradiciones. Por eso, en nuestras bodegas combinamos los últimos avances tecnológicos con otras técnicas procedentes de la costumbre. Porque, para nosotros, la naturaleza manda y su respeto y cuidado es la principal garantía del futuro de nuestros viñedos.

Por ejemplo, en nuestras bodegas podamos con luna menguante porque la savia no fluye con tanta fuerza, está más concentrada en la raíz y la vid cicatriza más rápido. Así beneficiamos al máximo la cepa. También empleamos en nuestros viñedos infusiones de ortigas, tabaco, manzanilla, cuyas propiedades químicas benefician y protegen a la vid de manera orgánica y natural. Además, en nuestros viñedos utilizamos como abonos nuestros propios restos de poda, así como los restos orgánicos de la bodega como el raspón y los hollejos

Pero a la vez, los avances tecnológicos están muy presentes en nuestras bodegas. Como ejemplo, en Finca Antigua empleamos nanotecnología para optimizar los recursos hídricos de la finca. Este sistema emite un quantum que interactúa con los puentes de hidrógeno de las moléculas de agua, aumentando la capacidad de penetración del agua en el suelo. Así, se consigue un agua menos densa, que es más fácilmente absorbida y aprovechada por la vid. Otro recurso que utilizamos es la colocación de césped artificial en nuestros viñedos, que a la vez que disminuye la evaporación del terreno, impide que la hierba crezca en las proximidades de las vides.

En Familia Martínez Bujanda entendemos que se debe emplear la tecnología para mejorar todos aquellos detalles que influyen en la calidad de la elaboración del vino, pero sin dejar de lado al respeto a la tradición que ha hecho de nuestra familia una de las sagas de bodegueros más destacadas de España.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Use of cookies

This website uses cookies to facilitate and improve browsing. If you continue browsing, we will take this to mean that you accept their use. You can change your configuration or get more information from our

ACEPTAR
Aviso de cookies